La cultura Kawésqar

nómades del mar

Los grupos étnicos del extremo sur de Chile son prácticamente desconocidos y muchas veces considerado extintos. La información que se posee no aborda ciertos aspectos de la cultura de estos pueblos debido a que se la desconoce. Aquí se presentan elementos para considerar la existencia de los pueblos cazadores-recolectores, sin juzgar por la carencia de grandes monumentos u obras de arte, sino porque poseen otras formas de expresión artística. Con permiso de los autores de El Arte de la Palabra (Tonko y Aguilera) aportamos todos juntos a la difusión de: la lengua, cosmovisión, relatos y tradiciones de los Kawésqar. Y sobre todo a visibilizar la presencia permanente y viva de esta cultura, en todos sus descendientes y habitantes del territorio austral del continente y este país llamado Chile.

Canoeros

La costa sur occidental del continente se fragmenta en un sinnúmero de islas e islotes, que forman un laberinto (ecoregión) de canales y fiordos patagónicos. Estos canales permiten la navegación protegida del mar abierto, entre el Golfo de Penas y el Estrecho de Magallanes, rodeados de espesa selva fría, montañas, valles, lagunas, pantanos, torrentes, riachuelos y los grandes campos de hielo. Este es el amplio territorio Kawésqar, quienes desde hace miles de años lo han recorrido remando hasta la actualidad.

Como nómadas marítimos los Kawésqar han recorrido los canales para acceder a los lugares donde llevar a cabo la caza estacional. Su gran conocimiento de la geografía les permite saber la localización exacta donde anidan aves, el nacimiento de mamíferos marinos, principalmente lobos.

Su economía ha sido hasta hace muy poco exclusivamente la caza-recolección de moluscos que se hallan a lo largo de la costa. Como toda cultura cazadora-recolectora, su vida se desarrolla en la búsqueda de recursos y medios de subsistencia. Por la configuración del territorio, el único medio de desplazamiento eran las canoas, luego chalupas y ahora lanchas. Estas ocupadas generalmente por familias individuales. Ocasionalmente en la antigüedad podían reunirse varias canoas con varias familias en las temporadas de caza o en ocaciones especiales para ciertas ceremonias. Por ejemplo, al encontrar una ballena varada, solía celebrarse la "fiesta de la ballena". También tenían fiestas de iniciación, pero estas dejaron de celebrarse hace mucho tiempo.

Nómades

Chile archipelágico

5.920 islas e islotes

13.94% del territorio

105.561 km² superficie

83.850 km de Costa

Isla compartida

Tierra del Fuego

Sup Total: 47 992 km²

61,43% Chi - 38,57% Arg

Cosmovisión

Los Kawésqar son animistas y el mundo mítico lo conocemos gracias a la tradición oral de los que aún mantienen el registro vivo de esos cuentos que narran el encuentro de ambos mundos, el real y el mítico de los antigüos Kawésqar. 

 

El mundo mítico de los Kawésqar es un espejo del mundo real. Refleja el hábitat del grupo étnico con sus canales, islas, fiordos, la vegetación, los cerros y montañas, los ríos, playas, turbales, etc. Pero hay lugares donde el paisaje y los animales son diferentes del mundo real. El mundo del "cielo" donde ascienden la mujer luna y la mujer sol es diferente. Siempre hay buen tiempo, los animales son mas grandes, lo cual aporta una abundancia de comida. Otro lugar donde habitan criaturas gigantescas es el brazo norte, un gran fiordo que se proyecta hacia el interior de la isla Wellinton, en su costa sur. Es muy largo y tiene varios brazos, en uno de ellos transcurre la acción del cuento "El hijo del canelo". Allí habitan animales gigantes, orcas, pulpos, huairabos y otros monstruos asesinos.

El origen del mundo Kawésqar

Según los Kawésqar, hubo tres edades en la formación del mundo: La primera edad era el caos, los vientos soplaban los unos contra los otros, el mundo no se había consolidado como tal. Una segunda edad es la de los hombres-animales, que al morir se transformaban en los animales del mundo actual. La tercera edad es la del mundo actual, las aves y animales que fueron una vez hombres, son los animales actuales. Ya no hay más transformaciones el mundo se mantiene estable.

Siendo animistas los Kawésqar, en el mundo mítico y el mundo real hay espíritus. Por lo general los espíritus son negativos, pero a veces el espíritu de algún familiar muerto ayuda a alguien en una situación de peligro o dificultad.

Los Kawésqar no tienen un Dios supremo, como lo afirma el etnólogo Martín Gusinde, quien hiciera trabajos de campo en la parte sur del territorio Kawésqar en 1924. 

Kawésqar

Kawésqar Waes

limita al Norte con la

Península de Taitao y

limita al Sur con la

Península Brecknock.

Presencia 6.000 años

La vida nómada de los Kawésqar se prolongó hasta comienzos de la década de los 70, posteriormente se asentaron en: Puerto Edén, Ancón sin Salida, Seno Obstrucción, Puerto Natales, Río Verde y Punta Arenas.

Si bien en la primera constitución de Chile consideró el extremo sur del territorio extendido hasta el Cabo de Hornos, no fue hasta 1843 cuando se decidió establecer en el Estrecho de Magallanes, el primer grupo chileno.

El estado chileno estableció políticas a comienzos del siglo XX, que impulsaron el establecimiento sedentario de los ocupantes canoeros, controlando el libre tránsito y la identidad de sus habitantes, lo que terminó paulatinamente y para siempre con la cultura nómade de los Kawésqar.

Pueblo Kawésqar

Reconocido por la ley indígena 19.253 en el año 1993 como un pueblo originario

El animismo (del latín anima, ‘alma’) es un concepto que engloba diversas creencias en las que tanto objetos (útiles de uso cotidiano o bien aquellos reservados a ocasiones especiales) como cualquier elemento del mundo natural (montañas, ríos, el cielo, la tierra, determinados lugares, espíritus, rocas, plantas, animales, árboles, etc.) están dotados de movimientovidaalma o consciencia propia.

Foto: Francisco Arroyo / de  Marco Triviño

Territorio

Ancestral

​Jáutok comprende los canales interiores y todo el territorio continental de sus fiordos y glaciares conectados a los campos de hielo norte y sur. Las costas son muy diferentes a las de los sectores hacia el océano Pacífico; por lo general son abruptas, acantiladas con pocos puertos en muchos tramos a los largo de los canales. Las playas por lo general son de piedras y de corta extensión. La vegetación se caracteriza por ser selva impenetrable. La flora y fauna también es distinta en este sector, por ejemplo, es aquí donde hay ciervos, no en la parte occidental. ​

Málte comprende todos los lugares cercanos al océano Pacífico y sus costas exteriores. En esta parte del territorio hay poca selva impenetrable, existen turberas y llanuras de gran extensión. Hay una gran diversidad de aves y es zona de parición de lobos marinos. Las playas son de arena suave y muy extensas. Hay una gran cantidad de islotes e islas con playas de arena. Las costas comúnmente son golpeadas con mucha fuerza por olas de gran tamaño. Aún así los antigüos Kawésqar navegaban por estas costas, por la caza estacional, rica en avifauna marina.

Los Kawésqar dividen su territorio Wæs en dos grandes regiones: Jáutok y Málte, de Este a Oeste. Así como en 4 zonas de norte a sur. 

Existe otra división territorial Kawésqar que dice relación con los antiguos grupos de acuerdo a su ubicación geográfica, aunque el límite de cada uno no es conocido, por lo cual los que señalamos son aproximados: Saélam, habitantes de la zona norte, desde el Golfo de Penas hasta aproximadamente el canal Adalberto hacia el sur. Kčewíte, habitantes de la zona al sur de los Saélam, aproximadamente desde el canal Adalberto posiblemente hasta la isla Jorge Montt y Estrecho Nelson; (3) Kelǽlkčes en la zona de Última Esperanza; Tawókser en la zona del Mar de Skyring, seno Otway y ambas márgenes del Estrecho de Magallanes.

 

Estos grupos navegaban por la totalidad del territorio sin que hubiese fronteras limitantes. La división establecida en 1924 por el antropólogo Martin Gusinde (1974: 119) en tres parcialidades (grupo meridional, central y septentrional) sobre la base de fronteras naturales es inexistente, todos se desplazaban de sur a norte o de norte a sur sin impedimentos excepto por las condiciones meteorológicas adversas que podrían impedir el cruce de alguna sección del territorio hasta que estas mejoraran; así lo demuestran los relatos de viaje Kawésqar registrados.

Si bien no hay una designación para el punto cardinal propiamente tal; tanto el este como el oeste se designan respecto al tipo de costa/mar: interior (este) y exterior (oeste); en cambio el norte y el sur tienen sus denominaciones propias.

Wæs

Kawésqar

 
 
 

KELÆLKČES

KČEWITE

SÆLAM

TAWÓKSER