A que llamamos territorio?

Hoy hablamos de territorio, el espacio físico y geográfico por el que un grupo humano se distribuye. Este espacio tridimensional comprende por definición, tierras, aguas y aire, los que dependen jurídicamente de personas, organizaciones, instituciones o estados.


Para los Kawésqar el territorio está definido por la presencia ininterrumpida de los nómades canoeros australes, desde tiempos remotos, aproximados 6.000 años, hasta el presente. Han sido estos habitantes indígenas, los que en los últimos cinco siglos, han presenciado el arribo de nuevos habitantes al territorio, individuos y grupos humanos, que redefinieron, renombraron, explotaron, e importaron un modelo totalmente nuevo y moderno: el de la propiedad pública y privada. Algo desconocido hasta entonces por los nómades canoeros.


Aunque la propia definición descriptiva, sobre la distribución geográfica de los Kawésqar, es apoyada en el registro bibliográfico de distintos autores europeos que observaron y narraron la presencia espacial de los grupos prehispánicos de la Patagonia, especialmente de los bautizados en el siglo XIX como Alacalufes y más tarde reconocidos como Kawésqar. Dicha descripción espacial especifica los límites por donde se distribuye la cultura canoera de los cazadores-recolectores Kawésqar:


El norte geográfico es una zona llamada en lengua Kawésqar como SÆLAM. Y el límite es la conocida como Península de Taitao, más al norte del Golfo de Penas, en la región de Aysén. Dicho sector es un área silvestre protegida: el Parque Nacional Laguna San Rafael y cubre una superficie de 1.742.000 hectáreas.


No tan al norte hay una zona llamada en lengua Kawésqar como KČEWITE y comprende desde el canal Adalberto hasta la isla Jorge Montt y Estrecho Nelson. Dentro de esta zona se encuentra la Reserva Nacional Katalalixar con una superficie de 674.500 hectáreas y el Parque Nacional Bernardo O'Higgins con una superficie de 3.525.901,2 hectáreas. Ambas entre las Regiones de Aysén y Magallanes.


Un poco más al sur del canal Trinidad hay una zona llamada en Kawésqar como KELÆLKČES y comprende desde el archipiélago Madre de Dios hasta la Península Muñoz Gamero. Dentro de estos límites geográficos se encuentra el Parque Nacional Kawésqar con 2.842.329 de hectáreas terrestres y también la Reserva Nacional Kawésqar con 2.628.429 de hectáreas. Entre la provincia Última Esperanza y la provincia de Magallanes.


El sur geográfico del territorio Kawésqar es conocido en la lengua como TAWÓKSER y comprende desde el sur de la Península Muñoz Gamero hasta el Estrecho de Magallanes, incluido el seno Skyring y el Seno Otway. Límite sur hasta la Península Brecknock. Entre estas latitudes se encuentran la Reserva y Parque Kawésqar, además del Parque Marino Francisco Coloane con 65.327 hectáreas del ACMP-MU y otras 1.506 hectáreas de Parque Marino y buena parte del Parque Nacional Alberto de Agostini con un total de 1.460.00 hectáreas.


Todas estás diferentes unidades de conservación, declaradas por el estado chileno, fragmentan el territorio ancestral Kawésqar en 7 grandes espacios administrados por la institucionalidad pública chilena, quienes restringen o permiten el desarrollo especialmente económico en esta gran región del país.


Estos son nombres no tienen traducción, son de grupos de personas que ocupaban ciertas zonas del territorio, no sedentarias, sino que se movían frecuentemente por ahí, igual que como uno se mueve por toda la ciudad, pero en otras ocasiones salían de su zona y recorrían todo el territorio, por ejemplo en la caza estacional. Sælam es el nombre según la literatura oral, de gente de la parte norte. Ellos llamaban Kčewite a los que ahora están en Puerto Edén, pero ellos al parecer no conocían ese nombre, incluso pudo ser despectivo. Kelælkčes quiere decir “habitante de Kelæl” que es el territorio de más al sur en Última Esperanza y adyacente y Tawokser que es el “de más allá “ es decir del sur, los que viven en Otway , Skyring y estrecho de Magallanes. Sin embargo es la propia naturaleza, las especies de animales, plantas y lo que habita en el mar, lo que agrupa a las familias que han buscado cohabitar un sector u otro.


Este territorio ó Kawésqar Wæs, es definido por las rutas navegables de los nómades canoeros, la evidencia arqueológica de asentamientos temporales, los restos humanos y herramientas líticas, el relato histórico de los navegantes europeos y la muy valiosa tradición oral que llega nuestros días en las actuales generaciones de Kawésqar. Un perfecto marco teórico de varios siglos en papel y la presencia humana de familias descendientes y sus comunidades indígenas, dan sentido de pertenencia a uno de los Pueblos Originarios con mayor dispersión territorial en el sur del continente sudamericano, muy vivo y presente a pesar de todo y todos quienes han llegado a intentar borrar la evidencia humana y cultural que mejor logró adaptarse a esta fabulosa y rebelde geografía austral.